Que no nos duerman con cuentos de hadas

29-08-2012 por Leonel Caraccioli

La solidaridad o la responsabilidad social empresaria no es el darle a alguien un poco de plata o mercancías según lo que la parte contable diga que es suficiente, para eximirnos de impuestos y para que marketing pueda hacer una buena publicidad. Cuando no están acompañadas de sobreprecios o chicanas impositivas para evadir impuestos deduciendo cifras fraudulentas.

Estos son términos que ha sido mal utilizados y que merecen una reflexión por parte de nuestra sociedad.